Ventajas del Nuevo Sistema de Diferimiento del IVA a la Importación para 2015

Mejora muy relevante en el flujo de caja

Se acaba de publicar la Ley 28/2014, por la que se modifica, entre otras, la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.

El nuevo Régimen de Diferimiento a la Importación, introducido por primera vez en España, afecta directamente a las empresas importadores de productos de terceros países.

De acuerdo con el nuevo régimen, determinados contribuyentes del Impuesto sobre el Valor Añadido, podrán diferir el pago del IVA derivado de la importación de bienes de terceros países hasta el momento en que presenten la declaración de IVA en lugar de liquidarlo junto con los aranceles en la declaración de importación y, lo que es más importante, consignando a la vez el crédito por dicho IVA en la misma declaración mensual.

Esto proporciona una importante mejora en el flujo de caja, puesto que no será necesario ingresar el IVA para después reclamar su devolución o compensación, declarando ambos IVAs a la vez y generando un impacto neutro.

Para poder acogerse a este sistema, los contribuyentes deberán estar inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA, cuyas altas o bajas se pueden solicitar mediante la presentación de una declaración censal (modelo 036) ante la Agencia Tributaria.

Este régimen es obligatorio para empresas con una facturación superior a 6 millones de euros, para aquellas empresas que hayan optado por el Régimen Especial de Devolución Mensual (REDEME) y para las que pertenezcan a un grupo de IVA.

A efectos de la entrada en vigor del Régimen de Diferimiento a la importación se ha establecido un plazo especial para entregar la solicitud de inscripción hasta el 31 de enero de 2015 para su aplicación dentro de ese mismo año.

Keebuu Consulting